PUBLICIDAD Billboard

Los volquetes Meiller más resistentes al desgaste más agresivo

La amplitud de las aplicaciones de los semirremolques basculantes se corresponde con la singularidad de las exigencias individuales que se les plantean. La carrocería de un semirremolque está, en esencia, diseñada para cumplir con los requisitos más severos, siendo el desgaste más agresivo hacia la parte trasera de la carrocería del volquete. Meiller Kipper se ha centrado en este tema y, a través de sus piezas a medida, ahora ofrece un suelo de carrocería con una resistencia al desgaste optimizada para sus semirremolques basculantes.

Las chapas a medida se fabrican con acero resistente al desgaste VS 120 (450 HBW) y se integran en el tercio posterior de la carrocería del volquete para contrarrestar el desgaste más agresivo, creando una placa de suelo reforzada con un espesor adicional de 1 mm (para un total de 5 a 6 mm, dependiendo de la variante).

PUBLICIDAD Content_1

Esto prolonga la vida útil de la carrocería, lo que, a su vez, hace que el trabajo sea más económico al eliminar los costes de reparación y adquisición. El uso inteligente de diferentes grosores de suelo reduce el peso de la tara sin restringir su uso. Además de mejorar la resistencia al desgaste, esto aumenta aún más la carga útil de los vehículos.

Meiller volquetes

Para la serie Meiller Kipper 44 MHPS, el especialista en volquetes (sin aislamiento térmico) ofrece la opción de piezas brutas a medida. Con una carga útil optimizada, estos semirremolques basculantes son particularmente robustos, lo que los hace ideales para operaciones de vuelco frecuentes.

Como transportan principalmente materiales abrasivos a granel como grava, rocas, escombros de hormigón o áridos, todas las ventajas de las piezas brutas a medida pueden aprovecharse en este caso, prolongando considerablemente la vida útil de los remolques y mejorando al mismo tiempo la carga útil.

PUBLICIDAD Content_2
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1