La industria de la automoción, en la lucha contra el coronavirus