PUBLICIDAD

La implantación de tráfico en la Comunidad Foral será progresiva

Javier Remírez, vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, aseguró que la implantación de la competencia de tráfico en la Comunidad Foral se hará de forma progresiva, una vez se materialice el traspaso el próximo 1 de diciembre, tal y como acordaron la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, y la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez.

Según el vicepresidente, Navarra activará la llamada «pasarela» para que los agentes de tráfico de la Guardia Civil puedan pasarse a la Policía Foral, aunque aseguró que del mismo modo, la Guardia Civil permanecería en la comunidad, pues estos agentes de tráfico suponen entre el 10 y 12% de la plantilla.

Al mismo tiempo, Remírez también aseguró que este traspaso de competencias no sólo se limitará a la vigilancia de carreteras en Navarra, si no que asumirá también el regimen sancionador, la seguridad vial, así como lo relativo a las autoescuelas. Para ello, la Policía Foral debe incrementar en 149 agentes la sección de tráfico.

El Gobierno de Navarra establece que para finales de este mes o principios de octubre podrá presentar una propuesta más concreta acerca de las condiciones de traspaso y la implantación de la competencia.

Javier Remírez también abordó el paso de los guardias civiles de tráfico que lo deseen a la Policía Foral y explicó que «en principio, no habrá un contacto directo con estos agentes, sino con la Administración de la cual provienen, con la que se fijarán y se acordarán las condiciones y a partir de ahí se tramitará el llamamiento que corresponda al respecto».

Por su parte, Remírez expuso que con este cambio no pretende que ningún agente de la Guardia Civil de Tráfico abandone Navarra, si no es por propia voluntad.