PUBLICIDAD

Inglaterra obligará a instalar un punto de carga en las viviendas de nueva construcción

El cambio a la movilidad eléctrica requiere una transición fácil. Se necesitan nuevas legislaciones y normativas para conseguirlo. En esta línea, en Inglaterra se está preparando una nueva normativa que obligará a instalar puntos de carga en las viviendas de nueva construcción. Una medida que no sorprende si tenemos en cuenta que Reino Unido fue uno de los primeros países en anunciar la prohibición de venta de coches de gasolina y diésel para 2030.

Cabe destacar que estas tomas de carga deben ser inteligentes. Deben activarse automáticamente en los momentos de menor actividad para así ser más eficientes. De esta manera, no supondrán un problema para el resto de la red eléctrica de la comunidad. Asimismo, las oficinas de nueva construcción también tendrán que cumplir con esta norma. No obstante, para este caso se comenta que tan solo sea obligatoria la instalación de un punto por cada cinco plazas.

inglaterra-instalar-puntos-carga

Esta medida servirá de impulso para futuros compradores de vehículos eléctricos que aún están indecisos. Si hay algo con lo que sueñan muchos usuarios de los vehículos eléctricos, es tener una toma de carga en su propia casa. De este modo, se elimina de raíz la preocupación por la recarga en los desplazamientos rutinarios. Se trata, sin duda, de un nuevo paso hacia la instalación de un nuevo paradigma de movilidad.

Actualmente, se desconocen muchos más detalles de cómo será esta nueva normativa, pendiente de concretar algunos puntos. A los flecos por resolver, se suma una duda general. ¿Cómo se abastecerá tanta demanda eléctrica? ¿Será opcional la instalación de puntos de carga dependiendo del tipo de vivienda construida? Son algunas de las preguntas que se resolverán, teóricamente, a finales de año cuando se publique el primer borrador.

Mientras, aquí en España, los edificios de nueva construcción y los que sufran importantes rehabilitaciones de importancia están obligados antes de 2023 a contar con una preinstalación que permita tener puntos de recarga para coches eléctricos.