PUBLICIDAD

Ford presenta el Transit 100% eléctrico que llegará a Europa en 2022

Ford presenta el E-Transit, la versión completamente eléctrica de su furgón de carga. El nuevo modelo va un paso más allá en tecnologías de conectividad y servicios, con la capacidad del Transit y el apoyo de la red de concesionarios.

Con una batería con una capacidad de 67 kWh, el E-Transit ofrece una autonomía estimada de hasta 350 km en el ciclo combinado WLTP; más que de sobra para satisfacer las necesidades diarias, y con  capacidad adicional suficiente ante las posibles variaciones de la carga del vehículo y las condiciones meteorológicas.

Esto hace que el E-Transit sea el vehículo de reparto ideal para entornos urbanos, rutas de conducción fijas y entregas dentro de zonas urbanas de cero emisiones, a la vez que exime a los propietarios de las flotas de pagar de más por unas baterías con una capacidad de autonomía excesiva que no van a utilizar.

Los modos de conducción del E-Transit están diseñados a la medida de su motor eléctrico. El Modo Eco mejora hasta un 8-10 por ciento el gasto energético cuando se conduce el E-Transit sin carga y con una aceleración enérgica o a velocidades de autopista, según datos de Ford. El Modo Eco limita la velocidad máxima, regula la aceleración y optimiza el control de la temperatura interior para maximizar la autonomía.

 

El E-Transit también cuenta con Pre-Acondicionamiento Programado, lo que permite ajustar el sistema de climatización y elegir la temperatura preferida para el habitáculo mientras el vehículo está todavía en carga, asegurando así la máxima autonomía posible.

El E-Transit no solo ayuda a las empresas a funcionar de manera más sostenible, sino que también les ofrece claras ventajas comerciales. Por ejemplo, puede reducir el coste de los servicios de antenimiento en aproximadamente un 40 por ciento en comparación con los modelos con motores de combustión interna.

En Europa, los clientes se beneficiarán de una oferta de mantenimiento con kilometraje ilimitado de un año de duración, y que se sumará al paquete de garantía de ocho años y 160.000 km para la batería y los componentes eléctricos de alta tensión.

Además, Ford ofrecerá una amplia variedad de soluciones de carga eléctrica para ajustarse a las necesidades de la flota y de sus conductores, quienes podrán recargar el vehículo bien en su propia casa, en el lugar de trabajo o en la carretera.

El E-Transit cuenta con carga de AC y carga rápida CC. El cargador de a bordo de 11,3 kW del vehículo es capaz de llenar el cien por cien de la batería en 8,2 horas. Con una potencia de hasta 115 kW y utilizando un cargador rápido de CC, el E-Transit puede recargar la batería del 15 al 80 por ciento en unos 34 minutos.

Diseñada para ofrecer una capacidad de carga sin límites, la batería del E-Transit está situada bajo la carrocería, proporcionando así hasta 15,1 metros cúbicos de espacio de carga; es decir, el mismo volumen que elTransit diésel de propulsión trasera.

Los ingenieros de Ford rediseñaron la transmisión y el sistema de suspensión trasera del E-Transit
para optimizar el espacio de carga, creando un sistema de suspensión de alta resistencia con brazos semiarrastrados que permite una mayor precisión de la dirección y un manejo del vehículo más seguro, además de un mejor agarre tanto en condiciones de carga como en vacío.

El E-Transit que se comercializará en Europa ofrecerá una carga útil de hasta 1.616 kg para el
Transit Van, y de hasta 1.967 kg para los modelos Transit Chasis Cabina.

El motor eléctrico del vehículo tiene una potencia máxima de 198 kW (269 PS) y 430 Nm de par. La disposición de la propulsión trasera asegura un agarre excepcional cuando el vehículo está muy cargado.

El E-Transit, que llegará a los clientes europeos a principios de 2022, es parte de la inversión global de Ford en electrificación, que supone más de 11.500 millones de dólares hasta el 2022.
El nuevo Mustang Mach-E, totalmente eléctrico, estará en los concesionarios europeos a partir de principios del año que viene y el F-150, totalmente eléctrico, comenzará a llegar a los concesionarios norteamericanos a mediados de 2022.