PUBLICIDAD

Fenadismer plantea a Sanidad que los transportistas puedan ser vacunados con Astrazeneca

La situación de incertidumbre creada en parte de la población por los posibles efectos secundarios originados a personas vacunadas con Astrazeneca, principalmente trombos ocasionados a un número muy limitado de personas, ha supuesto que en los últimos días un porcentaje importante de las personas citadas para el proceso de vacunación no hayan acudido a la cita, lo que unido a la nueva limitación del ámbito de edad destinatario de dicha vacuna previsiblemente generará un importante stock de excedentes en las próximas semanas en nuestro país, teniendo en cuenta que se espera que España reciba entorno a 7 millones de dosis de la vacuna británica en este segundo trimestre.

Ello ha motivado que Fenadismer se haya dirigido formalmente a la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, proponiendo su ofrecimiento para que los transportistas puedan ser vacunados con Astrazeneca, dado su carácter de trabajadores esenciales.

En este sentido, Fenadismer ya recordó en su día que el sector del transporte por carretera, que lo integran en España más de 500.000 trabajadores, tanto de transporte de mercancías como de pasajeros, debía ser incluido como colectivo prioritario, por su mayor exposición a la enfermedad y transmisión por su alta movilidad, siguiendo las recomendaciones que hizo en su día la Organización Mundial de la Salud sobre los procesos de vacunación que deben seguir los países frente a la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud así como la Agencia Europea del Medicamento señalan la falta de evidencia científicas que respalden dichos temores entre la población en relación a la aplicación de dicha vacuna. Así ambos organismos insisten que los riesgos de la covid-19 “son muchos más altos” que los de las vacunas, por lo que siguen recomendando la administración de la vacuna de Astrazeneca, ya que “sus beneficios superan el riesgo de estos efectos secundarios tan poco frecuentes”, según señaló el Director General de la OMS, Tedros Adhanom.