El Scania T de la familia Vilardell, fuente de inspiración