fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

¿Cuánto necesitan nuestras carreteras para su conservación?

Tras tres meses de trabajo de campo, en los que un equipo de ocho evaluadores ha recorrido las carreteras españolas tomando datos de su estado de conservación, la Asociación Española de la Carretera (AEC) presenta el próximo jueves, 12 de julio, los resultados de su Estudio sobre Necesidades de Inversión en Conservación 2017-2018.

El Estudio –que se viene realizando desde 1985- pone nota al estado en que se encuentran de las redes viarias y cuantifica las necesidades de reposición de sus elementos más significativos: firmes, señalización vertical y horizontal, barreras de seguridad, balizamiento e iluminación.

Informe conservación carreteraLos técnicos de la AEC han recorrido, examinado y calificado unos 3.000 tramos de carretera, de 100 metros cada uno, seleccionados al azar tanto en la Red de Carreteras del Estado como en la Red dependiente de las Comunidades Autónomas y Diputaciones Forales.

PUBLICIDAD Noticias Mega 2

En total, se han inspeccionado 3 millones de metros cuadrados de pavimento, 3.000 señales verticales de código, 900 kilómetros de marcas viales, 270 kilómetros de barreras metálicas y 25.000 elementos de balizamiento.

En el estudio, queda latente que uno de cada trece kilómetros de la red de carreteras española presenta deterioros relevantes en más del 50% de la superficie del pavimento, acumulando baches, roderas y grietas longitudinales y transversales.

PUBLICIDAD Noticias Mega 3

En términos generales, el estudio revela cómo la falta de conservación está haciendo mella en las infraestructuras viarias españolas, un patrimonio valorado en 145.000 millones de euros, y que, a partir del año 2009, ha sido abandonado a su suerte víctima de los sucesivos y reiterados ajustes en los presupuestos públicos.

Darle la vuelta a esta situación requiere una inversión mínima de 7.054 millones de euros, cantidad en la que la AEC cifra el déficit que acumula el mantenimiento del conjunto de las infraestructuras viarias del país y que se reparte, para las redes del Estado y Autonómica, como sigue: 211 millones en la red que gestiona el Estado y 4.843 millones en la que administran los gobiernos autonómicos y forales.

Las consecuencias de la fotografía que muestra el estudio de la Asociación Española de la Carretera son tres, fundamentalmente:

  1. INCREMENTO DEL RIESGO.– El progresivo deterioro de las carreteras al que venimos asistiendo en los últimos años coincide en el momentoInforme conservación carretera actual con un preocupante aumento de las víctimas en accidentes de tráfico. Reducir la velocidad para reducir el riesgo es una medida que, hoy por hoy, podría ser necesario adoptar si no se apuesta por actuar en la infraestructura y solucionar los problemas de falta de conservación existentes, sobre todo los que pueden afectar de forma directa a la seguridad de la circulación.
  2. IMPACTO AMBIENTAL E INEFICIENCIA ECONÓMICA.- Se estima que, solo sin el sobrecoste en consumo de combustible que supone transitar por una carretera cuyo pavimento está en mal estado, se evitaría emitir tres millones de toneladas de CO2 al año, además del sensible incremento de los gastos de mantenimiento del vehículo.
  3. PÉRDIDA DE CAPITAL SOCIAL.Según se desprende del propio informe de la AEC, entre 2001 y 2017, las carreteras del Estado han perdido un 36% de su valor patrimonial, y las de las Comunidades Autónomas y Diputaciones Forales, un 38%.

¿La solución? Incrementar en 300 millones de euros durante un período de ocho años las partidas destinadas a conservación y refuerzo de firmes en los Presupuestos Generales del Estado. Esto es, hay que pasar de los 900 millones de euros que se invierten actualmente, a 1.200 millones, sin considerar en esta cifra las cantidades que habrán de destinarse al mantenimiento de las autopistas de peaje en las que el Gobierno “levante la barrera”.

Respecto a las carreteras dependientes de las Comunidades Autónomas y Diputaciones Forales, se requiere destinar 600 millones de euros más al año –durante los próximos ocho ejercicios- a su mantenimiento (para el conjunto de las autonomías).

Informe conservación carreteraLa conclusión más relevante del estudio sobre “Necesidades de Inversión en Conservación 2017-2018” es el imparable deterioro de los pavimentos, que obtienen una calificación media de “deficiente”, a escasas décimas del “muy deficiente”.

El desgaste del pavimento en las carreteras titularidad del Ministerio de Fomento baja su nota en un 10% con respecto a 2015. Las vías autonómicas, por su parte, empeoran un 5,7% frente a la calificación obtenida en la auditoría anterior.

En cuanto al déficit, el pavimento acumula el 93% del total, lo que se traduce en unas necesidades de inversión en reposición y refuerzo de firmes cifradas en 6.574 millones de euros para el conjunto de las carreteras españolas (un 6% más que en 2015). De ellos, la Red del Estado, de 26.242 kilómetros de longitud, precisa de 2.060 millones, y la Red Autonómica (75.546 kilómetros) de 4.514 millones.

Por su parte, hay que renovar 370.000 señales de código, el 68% con el reflectante caducado. De este modo, es necesario renovar 100.000 señales de código en la Red del Estado, una malla en la que alrededor de 70.000 señales superan la edad de siete años (período de garantía otorgado por los fabricantes para las láminas retrorreflectantes), lo que se traduce en que, si bien durante el día la señal se muestra en un estado de conservación adecuado, por la noche su visibilidad no está garantizada, al haber caducado el material retrorreflectante.

Mientras, en la Red Autonómica, es preciso cambiar unas 270.000 señales, lo que requiere de una inversión de 57 millones de euros (33 millones para las vías del Estado). En este caso, la investigación cifra en 180.000 las señales cuyo material retrorreflectante ha superado la fecha de uso recomendada por el fabricante.

Informe conservación carreteraLas marcas viales son el único elemento analizado que logra mejorar sus puntuaciones en la inspección realizada en 2017. Partían ya de un aprobado holgado obtenido en el estudio precedente y han conseguido revalidar sus calificaciones con un 5,9 de nota media, cuatro décimas más que en 2015.

Del 90% de las luminarias que registran rangos inadecuados de iluminancia, el 18% lo son por exceso (afectando a la eficiencia energética) y el 72% por defecto (repercutiendo en la seguridad del tráfico).

El déficit de inversión en conservación de las carreteras en servicio ha crecido un 7% en dos años. En total, el informe de la Asociación Española de la Carretera estima que, en la actualidad, son necesarios algo más de 7.000 millones de euros para poner a punto las infraestructuras viarias de nuestro país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1