PUBLICIDAD Billboard

Cooperativa Cobanor, remando al unísono

Iván García sonríe sentado frente a su mesa de trabajo y nos estrecha la mano con una frase que resume a la perfección la motivación de esta cooperativa de transporte asturiana: “Todos miramos a la misma dirección”.

Iván es el gerente de Cobanor y acabamos de tener una charla con él y algunos de los colaboradores y socios que Cobanorconforman este grupo asociativo de transporte especializado en áridos, aglomerados, carbones, especiales y general, y que viaja tanto por España como por Europa.

PUBLICIDAD Content_1

Estamos en su sede central, en una oficina del edificio Centroastur, en Lugones, donde cuatro mesas amplias y sus respectivos ordenadores y líneas telefónicas sirven de equipo básico para el centro de operaciones de Cobanor.

La cooperativa, que hoy cuenta con 12 socios y 25 transportistas colaboradores autónomos, tiene en esta oficina su centro neurálgico de operaciones comerciales, o lo que es lo mismo, el operador logístico que hace las veces de pulmón y cerebro, el encargado de hacer de puente entre los clientes y los socios. Básicamente de gestionar el trabajo y de que los socios tengan faena.

CobanorLos primeros pasos de la cooperativa se dieron en 2010, cuando un grupo de socios de otra asociación de transportistas decidieron escindirse y montar por su cuenta un proyecto nuevo. Iván nos explica que aquellos primeros 15 socios empezaron con áridos, aglomerados y carbones, y muy pronto ampliaron a transporte general y especial. “En poco menos de seis meses ya eran 25 socios”.

PUBLICIDAD Content_2

El hecho de conocerse, de venir de otra cooperativa y de tener las cosas claras es, posiblemente, una de las claves de Cobanor. “Cada uno de los socios rema en la misma dirección. Se conocen desde hace cerca de diez años y hay mucha unión y compromiso. Por su parte, los clientes, que en su mayoría ya conocen desde hace años a los transportistas, confían en la seriedad de éstos, y esta confianza se traduce en una confianza hacia la cooperativa.

Modernizar la cooperativa

El gerente tiene claro que dentro de la cooperativa es incuestionable que las decisiones se toman en conjunto, que una única voz no tiene poder. “Es evidente que sueltos no Cobanorhacemos nada. Ya sólo por los sistemas de calidad que te exigen las empresas, el autónomo tiene difícil encontrar su hueco.

PUBLICIDAD Content_3

Sin embargo, paralelamente a estos planteamientos más tradicionales, Cobanor sabe que cualquier paso que lleve a la modernización de la gestión es un paso ganado. Algunos de los engranajes de funcionamiento tradicionales ya no son válidos hoy en día, así que apuestan por la pincelada empresarial.

“La idea –prosigue Iván– es hacernos fuertes entre pequeños. Nuestro concepto de cooperativa es nuevo y miramos hacia el mundo empresarial más que al de la cooperativa. Ahí está el valor fundamental: la idea es empresarial, pero el funcionamiento de cooperación”.

José Luis Peláez es el presidente, y junto a él están hoy el resto de la cúpula organizativa (Pedro, Valentín y José Manuel), además de otros socios y conductores. Para ellos, que han mamado el mundo del transporte desde hace años, el trabajo cooperativo es, quizás, la salida más optimista para un camionero. Cobanor

PUBLICIDAD Content_4

O esa, al menos, es la conclusión a la que han llegado después de pasar por varias empresas. “Nuestras vivencias nos han llevado a esto. En una empresa privada, el jefe es el único que sabe hacia dónde va. Los trabajadores van cada uno a su rollo. En la cooperativa todos tenemos claro hacia dónde vamos, y ésa es nuestra fuerza”, dice uno de los socios.

Uno de los virajes que Cobanor ha adaptado hacia el mundo empresarial es, por ejemplo, que aquí los socios no pueden elegir destino, algo que sí ocurre en la mayoría de las cooperativas. “De esta forma –explica Iván– aseguramos que el cliente vaya a poder contar con vehículos para hacer el transporte. Es cierto que hay viajes poco rentables para el conductor, pero igual que hoy te toca un destino malo, mañana se compensará con otros más rentables.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

CobanorLos socios son los primeros interesados en la obligatoriedad de servicios: “Hemos vivido otras cosas en otros lugares, tenemos recorrido, experiencia; y queríamos que el funcionamiento fuera precisamente éste. De hecho hubo gente que se fue de aquí porque no aceptó esta regla”.

Las ideas están muy claras. Pero el monstruo contra el que este grupo de autónomos lucha es muy temible. “En los 90, con la crisis, no había trabajo”, explica Iván. Ahora lo hay, pero tan mal pagado, que no da ni para cubrir los gastos. L

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

a competencia sigue siendo la misma que antes y los autónomos han ido desapareciendo paulatinamente. Hoy en día el problema es la competencia desleal. Es inconcebible que haya operadores de transporte trabajando sin tener un solo vehículo en funcionamiento. Nosotros somos operador con vehículos, y eso debería ser obligatorio, porque una de las claves es eliminar intermediarios”.

El estrés, buen indicador

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

El planning de trabajo se elabora con 24-48 horas de margen. Desde primera hora de la mañana, los teléfonos no dejan de sonar. Hay clientes que te dan el calendario de todo el mes, pero son los menos. Aquí el estrés es nuestro compañero de trabajo. Sin él, malo. Significa que no hay faena”.

CobanorIván es la cabeza visible, recibe los palos y soluciona todo aquello que está en su mano. De alguna manera hace de parapeto a Salvador Velasco, el jefe de Tráfico y auténtico ángel de la guarda de los transportistas. “Prefiero que él atienda las llamadas de los conductores”, remarca el gerente.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Dicen los que trabajan con Salvador que es un auténtico fenómeno con los idiomas (habla 5 lenguas) y los malabarismos telefónicos (puede mantener hasta tres conversaciones al mismo tiempo). Salva, mitad belga, mitad asturiano, sonríe mientras los socios explican cómo les ha resuelto la papeleta en más de una ocasión.

Trabajo de 8 a 8 en la oficina, pero hace años también estuve en la carretera y sé perfectamente lo que es este trabajo. Hay fines de semana que les llamo para saber cómo van. Sé que eso se agradece cuando estás en el extranjero”.

CobanorJunto al gerente y al jefe de Tráfico, Laura Álvarez (responsable de facturación) es la tercera persona encargada de lidiar cada día con las llamadas telefónicas. Los tres, más Marta González (contabilidad), hacen de red de seguridad para los más de 35 transportistas ligados a Cobanor.

En definitiva, se trata de que los socios y los colaboradores estén siempre en movimiento. Siempre con faena. Siempre con cargas. Si la maquinaria funciona, bienvenido sea el estrés. Y en esta pequeña cooperativa asturiana, gestionan el funcionamiento como un elástico: absorben los momentos de crisis y devuelven la energía a los camioneros. A la postre son ellos los máximos beneficiarios del negocio.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.