fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Concentraciones de clásicos en Vicálvaro, Albacete y Fuente Álamo

Retro-Vicálvaro arrancó por primera vez cuatro años atrás, cuando un grupo de aficionados a las motos clásicas plantearon a Gonzalo Pérez, a la sazón responsable de la unidad de Cultura y Deportes del distrito, realizar un mercadillo en los recintos feriales de Vicálvaro, en clásicosMadrid. Esta propuesta se elevó a doña Carmen Torralba, concejala de distrito, de la que se obtuvo respuesta afirmativa. Vicálvaro tenía ese espacio precisado y, sobre todo, muchas ganas de hacer bien las cosas. La filosofía del evento no ha sido otra que la de brindar un lugar de encuentro a clubs, asociaciones, profesionales y aficionados a los vehículos clásicos en general. Como viene siendo habitual, varias entidades públicas prestaron su desinteresada colaboración, aportando diferentes vehículos. Destacaron en ese sentido el Centro de Mantenimiento nº 1 de vehículos del Ejército de Tierra, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el Ayuntamiento de Madrid. Multitud de aficionados también se sumaron al evento, trayendo numerosos vehículos que se dieron cita en los alrededores del recinto.

clásicosPor su parte, la Asociación Española Pegaso (AEP) colaboró de forma muy activa en Vicálvaro, contribuyendo con la presencia de diferentes camiones pertenecientes a miembros de la asociación. A la AEP ya la conocimos en el nº 251 de nuestra revista, donde constatamos que su compromiso con la preservación de camiones clásicos es un hecho. Si en verdad el movimiento se demuestra andando, qué mejor forma de corroborarlo que acudiendo a Retro-Vicálvaro. Al frente de esta asociación están José Antonio García y Santiago del Sol. Y junto a ellos, un numeroso grupo de entusiastas siempre dispuestos a que la particular llama que desprende el recuerdo de Pegaso nunca se apague. Aunque la meteorología jugó alguna mala pasada -cosas de mayo en Madrid, que decían los lugareños-, nada deslució está tercera edición en la población madrileña, y el ambiente fue magnífico en todo momento.

PUBLICIDAD Content_1

De Vicálvaro a Albacete

Con el trasfondo del VIII Gran Premio de las Naciones del Europeo de carreras de camiones, los clásicos también tuvieron su cuota de protagonismo en la capital manchega. Compartiendo espacio con un nutrido grupo de tractoras americanas y europeas, así como de clásicosdecorados, los viejos camiones pusieron el contrapunto, en cuanto a sosiego y romanticismo, entre tanto adelanto tecnológico y colosales caballajes. El primer fin de semana del pasado junio pudimos contemplar en Albacete un buen ramillete de clásicos industriales procedentes de diversos puntos de nuestra geografía, incluido un Pegaso Troner venido desde Mallorca, propiedad de Tolo. Como es habitual, los Pegasos fueron mayoría, aunque también se pudieron ver otras marcas y modelos. Tanto el sábado como el domingo, los camiones estuvieron en permanente exposición, para disfrute de todos cuantos quisieron acercarse a ellos a fotografiarse, o simplemente para charlar con los propietarios. Cumplimentando el programa del fin de semana, se efectuó el habitual recorrido por las calles albaceteñas el sábado por la tarde. Estando en plenas fiestas patronales, el ambiente fue excepcional. La policía local reguló perfectamente el recorrido de tantos camiones por el centro de la ciudad, sin que se resintiera el propio desfile. Como también es habitual, los clásicos desfilaron por el circuito, para regocijo de todo el público reunido, que pudo verlos y oírlos tal y como son. Con el verano en puertas, el tiempo estuvo acorde con el excepcional ambiente. Si acaso hay algún pero que poner, éste sería, a mi entender, la deficiente distribución del espacio disponible para los camiones desplazados, en contraste con el mucho espacio existente en el circuito. Siendo el de Albacete el fin de semana del camión, éste debería ser el único protagonista.

Pasando por Fuente Álamo

PUBLICIDAD Content_2

Por segundo año consecutivo, la concentración de vehículos clásicos de Fuente Álamo (Murcia) fue una realidad. Tras la primera clásicosedición, y ya mejorados los lógicos desajustes de todo estreno, la organización, formada por Francisco Conesa, Antonio Mendoza y Francisco Olivares, con la inestimable colaboración del ayuntamiento fuentealameño, pudo volver a reunir una nutrida representación de clásicos en el día de san Agustín, patrón de la localidad. Diversos camiones se sumaron al acontecimiento, y aunque en número no superaron la cifra del año anterior, el marco resultó perfecto en todo momento. Al ser Fuente Álamo población con tradición camionera, los clásicos fueron muy bien recibidos por paisanos y visitantes. Con un ambiente festivo por todo lo alto, también hubo ocasión de dar cuenta de viandas tradicionales en el almuerzo, el cual se sirvió mientras los vehículos estaban expuestos. Pasado el mediodía, todos los allí reunidos dieron comienzo al desfile por las principales calles y avenidas de Fuente Álamo, lo que se remató con una comida de hermandad en la que se dio por finalizada la concentración. No quisiera que esta pequeña crónica se quedara sin dar unas gracias muy especiales a Cati Mendoza y Elena Conesa, que ejercieron una grandísima labor en cuanto a organización. Ánimo, y a por la tercera.

ClásicosEs un gran motivo de alegría el que todos los eventos que reúnen a clásicos industriales en cualquier rincón de nuestra geografía se consoliden y que, en la medida de lo posible, otros nuevos se añadan. Todos los que amamos los camiones clásicos debemos remar en una misma dirección, que no puede ser otra que su defensa y divulgación. Como en tantas otras cosas, tenemos que mirar a Europa y ver la consideración, hasta veneración, diría yo, que por ellos se tiene. Por tanto, no perdamos más tiempo y vayamos todos a una.

 

PUBLICIDAD Content_3

Si quieres ver todas las imágenes relacionadas con estas concentraciones, haz clic en Galería de fotos.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.