fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Castilla y León establece que los conductores no deberán realizar las labores de carga y descarga

La Junta de Castilla y León ha publicado el Acuerdo 76/2020, por el que se establecen los niveles de alerta sanitaria y se aprueba el Plan de Medidas de Prevención y Control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, en la Comunidad de Castilla y León.

En dicho acuerdo se establecen medidas en relación con la ocupación y el uso de vehículos en el transporte terrestre, donde se recoge que las empresas cargadoras, logísticas y de transporte de mercancías han de cumplir con las pautas de protección “evitando contactos con el personal de conducción en el momento del intercambio de documentación en los sitios de carga y descarga”.

PUBLICIDAD Content_1

Pero, además, señala que el personal de conducción, “siempre que sea posible, no intervendrá en la carga y descarga, siendo ésta responsabilidad del centro donde se efectúe tal actividad, debiendo mantenerse dentro de la cabina o en las zonas específicamente habilitadas al efecto”.

La CETM y la Federación de Empresas de Transporte de Mercancías por Carretera de Castilla y León (FETRACAL) avalan esta medida puesto que, aunque se ha tomado ante una situación excepcional como es la pandemia del coronavirus, supone un avance hacia la consecución de una de las reclamaciones históricas del sector, como es la prohibición de la carga y la descarga por parte de los conductores.

Y es que como es sabido, la participación de los conductores en las labores de carga y descarga no solo contraviene la normativa de prevención de los riesgos laborales, sino que pone en riesgo su salud, aumentando las probabilidades de contagio, y son los principales motivos por los que desde la CETM llevamos años reclamado al Gobierno central su regulación.

PUBLICIDAD Content_2

cantera mármol

Por otra parte, en relación a las excepciones que se han establecido para la apertura de servicios de restauración, desde la CETM valoran que la Junta de Castilla y León permita su apertura en los establecimientos de suministro de combustible, tal y como se indica en el Acuerdo.

Sin embargo, consideran que, al no establecer la apertura de unos servicios mínimos, como sí ha ocurrido en el caso Asturias, serán muchos los establecimientos que finalmente decidan no abrir sus puertas, lo que dificultará enormemente la probabilidad de que los profesionales del transporte de mercancías encuentren lugares donde comer, descansar o acudir al aseo, para que puedan desarrollar su actividad sin obstáculos y de una manera digna.

PUBLICIDAD Content_3
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1