PUBLICIDAD Billboard

Barakaldo Truck Festival 2019, y ya van dos

Por segundo año consecutivo, el Club Camión Euskadi preparó y organizó la segunda edición de una concentración que está empezando a destacar en el País Vasco.

El lugar elegido para estar con todos los compañeros de la ruta y los habituales de las concentraciones de toda la zona norte de España fue la campa de Ansio, en Barakaldo. Unos terrenos que con el paso de los años ha pasado de aparcamiento de camiones de todos los residentes de Barakaldo a una zona residencial fruto de los años de bonanza en la construcción anterior a la crisis.

PUBLICIDAD Content_1
Barakaldo

Los días 30, 31 de agosto y 1 de septiembre, el cielo fue por momentos típico veraniego y, en unos cuantos ratos, típico tiempo de Bilbao, el famoso sirimiri, que hizo que nos mojáramos más de la cuenta, pero todos aguantamos como jabatos.

El viernes, después del montaje, fueron apareciendo los primeros participantes de la concentración. Previo paso por el lavadero, claro está. La campa de exposición, el escenario, el DJ con la música, la carpa, los participantes, los primeros curiosos de la zona, los patrocinadores, … todo fue cogiendo forma. El II Barakaldo Truck Festival ya ponía en marcha. La organización estaba tranquila, pero no sabía lo que vendría al día siguiente, un día muy intenso.

Barakaldo

El sábado 31, día grande, había muchas cosas por hacer. En el lavadero se afanaban por dar servicio a todos los compañeros que venían a dejar su máquina limpia. Los participantes, mientras tanto, seguían apareciendo en el recinto, y a las 12.00, con el típico baile vasco (aurresku) que se utiliza para inaugurar los grandes actos, con las autoridades del Ayuntamiento de Barakaldo, dio comienzo este gran evento.

PUBLICIDAD Content_2

Después del baile, «Rockman» Rodríguez movió con su fuerza una tractora de edición limitada. Un Renault T decorado con los colores del Renault F1 Team traída ex profeso para la concentración por Renault Servitruck de Trapaga. Rockman no tardó ni 2 minutos en mover la tractora y arrastrarla durante 50 metros.

Barakaldo

Seguidamente, hicieron acto de presencia los bomberos de la Diputación de Vizcaya. Los siete profesionales presentes en el acto hicieron una excarcelación de heridos de un accidente de coche. El bombero de mayor rango fue explicando a todos los presentes lo que se hace en un accidente para sacar a los heridos del vehículo. Una maniobra muy interesante de ver y muy educativa.

A la hora de comer aparecieron por el recinto el Pato Donald, Mickey, Minnie y Daisy. Hicieron que los más pequeños y también los mayores se sorprendieran y no pararan de hacerse fotos con ellos.

PUBLICIDAD Content_3
Barakaldo

Sobre media tarde llegó el acto más emotivo de toda la concentración. La bocinada en recuerdo de todos los compañeros que nos han dejado en la carretera. Después de un minuto de silencio, todos los compañeros que estaban en sus camiones a la señal hecha por el speaker de “¡¡camioneros, rompamos el cielo, esas bocinas!!”, hicieron sonarlas durante 30 segundos. Los más de 150 camiones presentes literalmente rompieron el cielo. Empezó una fina lluvia que no impidió seguir con los actos y que ninguno de los visitantes se marchara.

Empezaba la ruta

Después de una ruta cortita, empezó el concurso de luces. Los jueces se afanaban por recorrer el recinto en busca de los camiones, También los chicos y chicas de JDC (Jóvenes del Camión) hacían entrega de unas camisetas de un concurso que habían hecho en su página de Facebook.

PUBLICIDAD Content_4
Barakaldo

Un no parar con clase de baile y sesión de DJ hasta la 1 de la madrugada, aunque algunos estuvieron más tiempo.

El domingo amaneció un poco tristón, preludio de que la concentración llegaba a su fin. Unos karts a pedales hicieron que los pequeños y los adultos se divirtieran dando vueltas a un circuito improvisado sobre la acera de las campas de Ansio.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8
Barakaldo

El broche final fue la entrega de premios. Y como todos no pueden ser premiados, solo unos pocos fueron los elegidos para llevarse esa gran txapela, nota de identidad de este gran club.

Allá vamos con los premios: el de la simpatía se lo llevó el grupo JDC; el más lejano, Diego Arias, desde Murcia. El mejor camión restaurado, el Ebro de Victor Palacios. El americano, el Peterbilt negro de Fernando Fernández. La iluminación nocturna se lo llevó Héctor Briongos, con su 143 inmaculado. Y el interior, el Scania dedicado a Marilyn, de Toni Sancho.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9
Barakaldo

Por su parte, el premio al mejor decorado fue para Egoitz Urrutia y su Fantasy Liner, mientras que el premio popular recayó en Antonio Lanza, Toñin, con su DAF XF.

El Club Camión Euskadi quiso agradecer por su eterna colaboración con este club en todos los actos que realiza con una txapela a Egoitz Urrutia. Emocionante momento.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

Con esto se dio por cerrada una concentración que poco a poco va a más. Y eso que es solo el segundo año que se realiza, pero se promete seguir dando guerra por estas tierras. Hasta otro año.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1