fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

Actividades exentas de autorización de transporte

De forma general, la realización de actividades de transporte por carretera está sujeta a la obtención de una autorización administrativa.

Aun así, hay transportes que se les exime de esta obligación por su naturaleza, el tipo de vehículo con el que se realiza o el tipo de mercancía que se transporta, o bien, por donde discurre el traslado de los bienes, entre otros motivos. Vamos a verlos.

Los primeros que encabezan esta lista son los transportes privados particulares. Es decir, aquellos que satisfacen las necesidades de desplazamiento de carácter personal o doméstico del titular del vehículo o sus familiares, amigos u otras personas que convivan o tengan una relación personal o laboral de carácter doméstica.

No se considerarán transporte privado particular si sirven como complemento a una empresa, aunque sea de carácter familiar, ni se pueden percibir remuneraciones directas o indirectas, salvo en concepto de dietas o gastos de desplazamiento. Los vehículos no pueden superar la MMA de 6 t, con excepción de que se trate de máquinas, animales o complementos para actividades recreativas que no sea posible si no se trata de un vehículo mayor.

Siguiendo con los transportes privados, los complementarios de mercancías realizados en vehículos de hasta 3,5 t de MMA tampoco requerirán de autorización de transporte. Se consideran privados complementarios aquellas entregas que realizan empresas como complemento de su actividad principal, distinta al transporte. Es decir, aquellas empresas que fabriquen un producto y con un vehículo propio realicen la entrega al cliente.

En la lista de exentos de autorización de transporte, les siguen aquellos realizados en vehículos de menos de tres ruedas o en aquellos vehículos que su velocidad máxima autorizada no supere los 40 km/h, así como en vehículos históricos. Los transportes públicos de mercancías en vehículos de hasta 2 t de MMA también se incluyen entre las excepciones.

Continúan la lista los transportes que se realizan íntegramente en recintos cerrados dedicados a actividades distintas del transporte terrestre, salvo que el órgano competente de la Administración de transportes establezca la obligatoriedad de la autorización. Un buen ejemplo de este apartado sería el transporte que discurre por un aeropuerto. Tampoco se considerará necesaria la autorización para los remolques con equipajes arrastrados por autocares.

Los transportes oficiales también se enmarcan en este listado de excepciones. Aquellos que están directamente relacionados con el funcionamiento interno de los órganos de la Administración. Del mismo modo, el transporte de dinero, valores y mercancías preciosas, en vehículos especialmente acondicionados también se incluyen entre los exentos.

Los transportes fúnebres realizados en vehículos especialmente acondicionados, el transporte de medicamentos, aparatos y equipos médicos, entre otros productos de carácter necesario en ayuda humanitaria en catástrofes naturales, tampoco requieren de autorización de transporte.

Los vehículos de autoescuela destinados a la impartición de clases prácticas para la obtención del permiso de conducción o el certificado de aptitud profesional, también integran este grupo, junto con los vehículos que llevan unidos de forma permanente máquinas o instrumentos como grupos electrógenos, grúas de elevación, equipos de sondeo, entre otros.

Por último, el transporte de basuras e inmundicias realizado en vehículos acondicionados para esta actividad tampoco necesitan de autorización de transporte.

PUBLICIDAD Noticias Mega 4

Te recomendamos

[publicidad_noticias_widget_1]
[publicidad_noticias_widget_2]